Seleccionar página

 

1. Elige bien dónde te quedarás.

Este aspecto hay que considerarlo desde el principio, pues es uno de los factores más importantes en cuanto a seguridad y variabilidad del presupuesto.

2. Activa tus tarjetas.

Avisa a tu banco que irás de viaje a un determinado país, para que puedas realizar transacciones allá y no bloqueen tus tarjetas por sospecha.

3. Lleva un equipaje prudente.

Si bien es mejor que sobre ropa, a que falte, no te dejes llevar por esta premisa y empaca sólo lo que usarás.

4. Investiga sobre el lugar donde irás.

Manejar la conversión de dinero, tener al menos una noción del idioma (si es que no es español), de las costumbres de ese lugar, etc.